miércoles, 28 de mayo de 2008

Torneo nacional español de ajedrez - 1919

Torneo de ajedrez organizado por el Casino de Zaragoza.-
Sentados, de izquierda a derecha, señores Juncosa,
Golmayo, Lahoz, A. de Pedro, Galdeano y Sardaña.


La fotografía que os mostramos aparece en el número del 31 de octubre de 1919 de la revista "Nuevo Mundo", acompañando al siguiente texto:

"A los brillantes matchs organizados por el Casino de Madrid sigue ahora un torneo organizado con toda magnificiencia por el Casino de Zaragoza, de la capital del antiguo reino de Aragón.

Dada la importancia de tal manifestación del ajedrez patrio , no podían faltar a la reunión nuestros mejores aficionados, y así vemos cómo acuden a jugarlo el campeón de España, Manuel Golmayo, y su hermano Celso, los cuales conservan en el ajedrez español aquella supremacía heredada de su padre, quien tantos días de gloria proporcionó al patrio ajedrez en tierras extranjeras.

Celso Golmayo hubo de retirarse del congreso por una repentina indisposición, y siguen celebrándose las sesiones del torneo de Zaragoza entre Manuel golmayo, que va a la cabeza de todos; José Juncosa, Luis Martínez, Santiago Mínguez, Antonio de Pedro, Jacinto rodríguez y Eusebio sardaña, presididos muy acertadamente por el director del torneo Carlos Lahoz.

Dado el carácter de nacional que la reunión tiene, sus premios son muy importantes y desde luego, como nunca se disputaron en nuestra querida patria; con el campeonato de Aragón van 750, 450, 240 y 150 pesetas, más seis cronómetros de ajedrez y premios por brillantez, etc.

A presenciar tan importante torneo cudieron ajedrecistas de muy diversas ciudades de España, y aprovechando esa oportunidad se convocó a una reunión, para tratar de la formación de la "Federación española de Ajedrez"; se leyeron una líneas generales, y se acordó nombrar a una ponencia, para la que, por unanimidad, se designó al cultísimo abogado y doctor en Filosofía D. Carlos Lahoz y al brillante jefe del Estado Mayor de nuestro Ejército D. Manuel Golmayo, a quienes con verdadero entusiasmo hemos de verles trabajar en pro de lo único que puede colocar al ajedrez español a la gran altura que le corresponde, ya que tenemos en nuestra querida España muy buenos maestros del noble juego.
José Juncosa Molíns
Zaragoza, 15 Octubre 1919."

lunes, 19 de mayo de 2008

José Ramón Alonso Pérez



Natural de Luarca (08/08/1934), se trasladó a Gijón en 1952. Campeón de Asturias de ajedrez en 1964 y subcampeón en 1967. Finalista en el campeonato de España individual de 1964 en Las Palmas. Finalista del campeonato de España por equipos de 1963 con el Ateneo Jovellanos. Campeón de Asturias de veteranos en los años 2004, 2005, 2006, 2007, y representante de Asturias en el campeonato de España.

Alonso,José Ramón - Suttles,Duncan [A42]
Torneo Internacional de Gijón, 1965

1.d4 g6 2.c4 Ag7 3.Cc3 d6 4.e4 Cc6 5.Ae3 e5 6.Cge2 Ch6 7.d5 Ce7 8.f3 f5 9.Dd2 Cf7 10.h4 c5 11.Cg1 h5 12.Ch3 f4 13.Af2 Ah6 14.Ad3 a6 15.Re2 Ad7 16.a4 Da5 17.b4 cxb4 18.Ca2 Tc8 19.Thb1 Axh3 20.gxh3 Dxa4 21.Txb4 Dd7 22.Tab1 Cd8 23.Tb6 Tc7 24.c5 Cc8 25.cxd6 Cxd6 26.Db2 C8f7 27.Tg1 Tg8 28.Cc3 Af8 29.Db3 Ae7 30.Ca4 Dxh3 31.Cc5 Txc5 32.Axc5 Axh4 33.Txb7 Cxb7 34.Dxb7 Cd8 35.Dh7 Tf8 36.Dxg6+ Tf7 37.Axa6 Dh2+ 38.Tg2 1–0

sábado, 17 de mayo de 2008

Alekhine Vs Euwe 1935 en "La Prensa"

Publicamos hoy la primera de las dos entradas sobre la repercusión que tuvo en los periódicos asturianos el match entre Euwe y Alekhine en mil novecientos treinta y cinco.

El jueves 21 de noviembre de 1935 se publicó en el diario asturiano “La Prensa” la noticia que daba cuenta del enfrentamiento entre Alekhine y Euwe por el campeonato del mundo de ajedrez. La crónica viene ilustrada con fotografía del entonces campeón y una caricatura del preparador de Euwe, Salo Florh. Leamos la transcripción.

“Actualmente se disputa en Holanda el match para el Campeonato del mundo entre el titular Dr. Alekhine y el challenger Dr. Euwe. Juégase a 30 partidas declarándose vencedor a quien primero obtenga 15 puntos y medio y haya ganado seis partidas. En caso de empate a 15 puntos, conservaría el Dr. Alekhine el título de campeón. La bolsa par el ganador será de 10.000 dólares.

Esta lucha es la más fuerte que ha tenido que soportar Alekhine para la defensa del título, que arrebató en 1927 de manos del genial cubano José Raúl Capablanca. Su adversario, el holandés Dr Max Euwe, tiene sobrados títulos para disputarle este match; pues ha conseguido en diversos torneos internacionales el primer puesto y ya en 1926 dio ante Alekhine una prueba de su gran clase; al ser derrotado solamente por una partida de diferencia, con el siguiente store: +2, -3, =5. Es catedrático de Matemáticas y jugador joven; pues solo cuenta 35 años. Su preparación ha sido cuidadísima durante un año, hasta el punto de que los holandeses, sin reparar en sacrificios económicos (han llegado incluso a organizar una lotería para allegar recursos), contrataron un equipo de grandes maestros, como Spielman y Florh, para que le sirviesen de entrenadores. Alekhine tuvo ofrecimientos de maestros preparadores, pero renunció a ellos.

El eficacísimo entrenamiento de Euwe unido a la baja forma que parecía observarse en Alekhine, rodearon el match de enorme expectación. Prueba de ello, es que se encuentran en La Haya presenciando las partidas, entre otras figuras mundiales, Capablanca, Lasker, Florh, Spìelman, Tartalower, etc.

La puntuación actual (después de la 17 partida) es: Dr. Alekhine 9 puntos, Dr. Euwe 8. Hubo un momento en que se pensó que el resultado del match podría ser catastrófico para el challenger y fue cuando llegó a estar el store 6 a 3 a favor del actual campeón. Pero una formidable reacción de Euwe, unida a pifias incomprensibles en un jugador de la talla colosal de Alekhine, igualaron el match a 7 puntos y medio. Después el campeón (con las negras) ganó la partida 16 y resultó tablas la 17.

Es muy difícil pronosticar el resultado final, pues no cabe duda que las fuerzas están muy igualadas. Florh da un 50 por ciento de probabilidades para cada uno de los contendientes. No hay que olvidar sin embargo que al decir de algunos maestros, Alekhine tiene hechos grandes estudios y se propone introducir notables novedades al jugar su match.

A nosotros nos parece que el mundo del Ajedrez estará todavía durante algún tiempo bajo el signo “alejandrino”, hasta que uno de los jóvenes maestros; principalmente Salo Florh y el ruso Botvinnik, uniendo a su juventud la experiencia que dan los torneos, puedan vencer a la clase excepcional de Alejandro Alekhine – F.H. “

miércoles, 14 de mayo de 2008

Ganando un final con ventaja.




Una de las facetas que distinguen a los buenos ajedrecistas es la capacidad de ganar las partidas desde posiciones con ventaja clara. Veamos un ejemplo en el que Botvinnik no suelta su ventaja hasta rendir a su adversario.


Botvinnik - Alatortsev
1932

Las blancas tienen clara ventaja; prácticamente poseen un peón de más en el flanco de dama y su rey tiene salida más rápida al centro.

Primera fase: los reyes se incorporan a la lucha. 1.Rf2 g5 2.Re3 Rg6 3.Rd4 Rf6 [Aguantaba más 3...b6 4.cxb6 axb6 5.Re5 f4]

Segunda fase: se inmoviliza el alfil de las negras y a éstas sólo les queda jugar en el flanco de rey. 4.Ad5 h5 5.h3 [Mejor es 5.b4 a6 6.a4 g4 7.b5 axb5 8.Axc6+-] 5...g4 6.hxg4 fxg4 7.fxg4 hxg4 8.g3 Rf5 9.b4 Rf6 [Otras variantes también son perdedoras para el negro. 9...g6 10.Axc6 bxc6 11.b5 cxb5 12.Rd5; 9...a6 10.Axc6 bxc6 11.a3 Rf6 12.a4 Re6 13.Re4 g6 14.Rd4 g5 15.Rc4 Rd7 16.b5 cxb5+ 17.axb5 axb5+ 18.Rxb5] 10.Re4 Re7.

Tercera fase: se fuerza un final de peones ganado. 11.Axc6 bxc6 12.Rf5 a6 13.a3 Rf7 14.Rxg4 Re6 15.Rg
5 Las negras se rinden, ya que las blancas coronan primero su peón. 1–0

viernes, 2 de mayo de 2008

Eufemismos por y sobre Botvinnik



Cuando leemos un libro de ajedrez solemos encontrarnos con un lenguaje correcto, apropiado al comentario de partidas o análisis de posiciones, pero si el texto contiene detalles históricos o biográficos que hay que matizar o solo revelar en parte, aparece una figura peculiar "El eufemismo".
Esto se muestra claramente en un obra, que el antiguo campeón del mundo Botvinnik escribió en 1949 con sus mejores partidas del periodo 1926 - 1946 "100 selected games". Este texto fue publicado en inglés en 1951, edición de la cual un ejemplar ha llegado a nuestras manos procedente de Inglaterra.
La lectura de este libro nos ha hecho reflexionar sobre la importancia del lenguaje en la descripción de las partidas y la vida de los ajedrecistas. El texto que nos ocupa reparte sus capítulos por años y las mejores partidas jugadas por Botvinnik en ellos, con extensos análisis de gran nivel.

El autor precede todos los capítulos con una corta introducción donde explica su carrera ajedrecística en aquella época. Es en estas introducciones donde, para nuestra sorpresa , hemos encontrado un lenguaje peculiar y eufemístico con que Botvinnik describe algunos momentos de su biografía.

Evidentemente el libro fue escrito en plena Guerra Fría en la era estalinista, donde había que cuidar mucho lo que se escribía y como. El uso del eufemismo con virtuosismo era esencial para controlar la información y su difusión.
Como la memoria siempre lo amalgama todo, nos trajo el recuerdo de lecturas pasadas y así pudimos desempolvar una opinión con doble sentido, expresada por David Bronstein sobre el Patriarca del Ajedrez Ruso.

Nos encontramos por tanto ante dos eufemismos sobre Botvinnik, uno redactado por él mismo y otro por su otrora némesis D. Bronstein.
El verdadero significado del mensaje que quieren transmitir lo hemos encontrado en otras dos obras, dignas de lectura, que aclararemos a continuación. Pasemos a los hechos.

Eufemismo nº 1:
Botvinnit escribió en la página 189 de sus "100 partidas selectas" cuando habla de su carrera en el año 1941: "Cuando la Gran Guerra Patria llegó, la necesidad por defender a la Madre Patria me llevó a la aplicación de mis cualidades en diferentes asuntos".
¿Que quirere decir el autor con esta frase?

Respuesta al eufemismo 1:
El auténtico significado de la frase de Botvinnik la encontramos en el Tomo II de "Mis Geniales Predecesores" de Kasparov, que como discípulo predilecto del Campeón Mundial conocía bien su biografía. En la página 137 se escribe: "Botvinnik fue evacuado con su familia a los Urales, donde escribió una carta a las autoridades soviéticas pidiéndoles que se le concediera tiempo libre para jugar al ajedrez. La respuesta fue una resolución del propio Molotov: "Es esencial que el camarada Botvinnik conserve su capacidad ajedrecística y que por tanto se le provea de tiempo libre para seguir progresando"

Kasparov aclara que Botvinnik en este tiempo de alejamiento de los frentes de guerra, analizó todas las partidas del match - torneo de 1941, siguió progresando y así ganó posteriormente el 13 y 14 campeonato de la URS.

Se libró de los combates de la guerra y sus atrocidades y pudo concentrar sus esfuerzos en su carrera como ajedrecista. ¡Que privilegio!

Eufemismo nº 2
Bronstein escribe en su obra "200 partidas abiertas", comentando su gambito de rey contra Botvinnik en el campeonato de 1952 y la necesidad de improvisar sobre el tablero: "Botvinnik es el primero en la teoría ajedrecística, lo que aprendemos hoy , él lo aprendió ayer y lo que aprendamos mañana el lo ha aprendido hoy."
¿Que enigma esconden estas palabras?

Respuesta al eufemismo 2
Esta vez hallamos la respuesta en una obra posterior de Bronstein "El Aprendiz de Brujo"; donde en la página 22 al hablarnos de su match por el campeonato del mundo nos dice tajantemente: " Él (Botvinnik) impidió que estudiase cualquiera de sus partidas recientes, y por tanto no pude prepararme para el match como yo hubiese deseado. Por otra parte, yo había jugado más de cien partidas en importantes torneos en los tres años previos y Botvinnik tuvo todo el tiempo del mundo para estudiar mis partidas."

Es decir, Botvinnik controlaba toda la información en el ajedrez ruso de la época y de forma privilegiada según sus intereses. Contaba con un equipo de analistas que trabajaba para él y le aportaban todo tipo de novedades sobre sus adversarios.

Está claro que la Historia del Ajedrez esconde muchos aspectos que vistos con el prisma del tiempo y a través de pacientes lecturas pueden ser intuidos y en parte descubiertos.