martes, 7 de julio de 2009

Miguel A. Nepomuceno Salcedo (León 1947)

Como colofón al artículo precedente, colocamos en nuestro Salón Astur de la Fama a este periodista, escritor y maestro nacional de ajedrez, que ha tenido la amabilidad de enviarnos los datos de su curriculo y la excelente partida que le sigue.

Primer jugador leonés profesional. Con 15 años se proclama Campeón Nacional Juvenil de Ajedrez. Su carrera profesional se desarrolla hasta los años 80. Campeón Absoluto de Asturias, 1971, 72, ex-aequo con Pablo Morán y 1975, de León, 1973 y Salamanca 1969. Campeón Nacional por Equipos, primera división en siete ocasiones, de Asturias con el C.A. Halesa en tres y con el Real Oviedo en dos, de Cataluña, en dos. Medalla de Oro en los Juegos del Cantábrico y Record Nacional de partidas simultáneas (León, 1976). Es autor de los libros La Defensa Siciliana, (1972), Reglamento de la Federación Española de Ajedrez (1980), Lasker, el difícil camino hacia la gloria (1991). Torneo Magistral Ciudad de León 2008, VV.AA. Como traductor: Piense como un gran maestro (Kotov), Las Delicias del Ajedrez (Assiac), Las Mejors Partidas de Botvinnik, (Botvinnik, La Defensa Pirc, (Keene) El match del siglo, (Fischer y Bjelica), Mis Sesenta Partidas Memorables (Fischer), El Arte del Ajedrez (Keres y Kotov) y colaborador en revistas especializadas de música y ajedrez, nacionales y extranjeras. Desde 1972 es periodista del Diario de León. En el año 2002 es nombrado Vicepresidente de la Comisión Internacional de Investigación de la Historia del Ajedrez.

La siguiente partida de Nepomuceno fue publicada por Tahl en la revista Europe echecs.

Nepomuceno Salcedo,Miguel Angel - Raupp [C02]
Badalona, ESP, 1980

1.e4 e6 2.d4 d5 3.e5 c5 4.c3 Cc6 5.Cf3 Db6 6.Ad3 Este movimiento plantea luchas agudas, si el regro captura los peones ofrecidos. La posicional 6.Ae2 es más conocida.
6...cxd4
Si [6...Ad7 7.dxc5 deja al blanco mejor debido a la mala situación del alfil negro en c5. Podría seguir 7...Axc5 8.0–0 a5 9.a4 , con idea de Ca3/b5.]
7.cxd4 Ad7 8.0–0 Cxd4 9.Cxd4 Dxd4 10.Cc3 a6
Aceptar el segundo peón es dar al blanco un ataque salvaje. Así, [10...Dxe5 11.Te1 Dd6 12.Cb5 Db8 13.Df3 Ad6 14.Cxd6+ Dxd6 15.Af4 De7 16.Dg3 f6 17.Tac1 Df7 18.Tc7 Ce7 19.Ad6 Td8 20.Txb7 0–0 21.Dh3 , con gran ventaja. , Messere/Sheikh, correspondencia, 1962.]
11.Df3!?

Una jugada muy poco utilizada en la práctica y, que yo sepa, solo dos partidas recientes la han empleado: la primera fue Calvo/Menvielle, Cto. de España 1964, y otra Vidau/Loris Pinic del match España/Italia por correspondencia, 1971. Con la jugada del texto traté de sorprender al jugador alemán, que sin duda esperaba lo más conocido: [11.De2 Ce7 12.Td1 Cc6 13.Axa6 Dxe5 14.Dxe5 Cxe5 15.Axb7 Ta7÷, Ulvestad/Rothman, 1947]

11...Dxe5?!
Demasiado peligroso. 11...Db6 0 11...Cge7 son las naturales.
12.Af4 Df6 13.Dg3 Dd8
La dama no encuentra mejor jugada que su domicilio y opta por refugiarse allí, en espera de que pase la tormenta. A 13...Dd4 seguiría 14.Tad1, ganando preciosos tiempos sobre la infortunada señora.
14.Tfe1

El blanco desarrolla todas sus piezas sobre los puntos estratégicos más vulnerables, con ganancia de tiempos.
14...Ac6 15.h4!

idea es no permitir que el caballo negro se sitúe en g6, con lo que daría un desahogo a su desarrollo.
15...Cf6 16.Ae5 Cd7 17.Af4
La alternativa [17.Ac7 Dc8 18.Tac1 también mantendría la iniciativa. Con la del texto se establece un compás de espera, dejando al negro elegir donde desarrollar su juego.]
17...h6?
Debilitando su flanco de rey, pero hay que encontrar alguna forma de poner en juego las piezas y detener el avance blanco h5-h6. Si el caballo negro hubiese vuelto a f6, podría haberse continuado con 18.Ac7 Dd7 18.Ae6 seguido de b4.


18.Txe6+!!
Un sacrificio que hay que calcular con suma exactitud por la cantidad de variantes que ahora se originan. Si el blanco no juega con energía, la ventaja se esfuma en pocas jugadas.
18...fxe6 19.Ag6+ Re7 20.Ad6+ Rf6 21.Ah5!
Amenazando mate en dos, puesto que 21...g5 no sirve por 22. Df3+ que lleva al mismo fin.
21...Axd6 22.Dg6+ Re5 23.Dg3+ Rf6
Si. [23...Rd4 24.De3+ Rc4 25.b3+ y lleva al mate.]
24.Dg6+ Re5 25.Te1+ Rd4

26.Dc2!!
La jugada ganadora. El rey encajonado tendrá problemas para escapar del ataud. No servía Ce2+ ni Dg4+, porque el monarca se escapa por c5.
26...Ab4!
Evitando el mate que se producía con 27.Cb5+ y Dc3++, a la vez que clava el caballo con vistas a posteriores variantes.
27.Txe6!!
Renovando la amenaza de mate con Ce2++
27...Rc5 28.Ca4+
Aquí se presentó la fantástica variante [28.Cxd5+ Rb5 (28...Rxd5 29.Af7!! y se llega a una posición increible, donde el rey negro caerá abatido por las escasas tropas blancas. 29...Rd4 (29...Cc5 30.Dd1+ Rc4 31.De2+ Cd3 32.Te5+ Ad5 33.De4+ Rc5 34.Txd5+ Dxd5 35.Axd5 ganando con las amenazas Ab7 y Dd3.) 30.Txc6 bxc6 31.Dc4+ Re5 32.De6+ Rd4 33.De3#) 29.Ae2+ Ra5 30.Cxb4 amenazando Cxc6 seguido de Dc3+.]
28...Rb5 29.Ae2+ Ra5 30.a3!
De nuevo el mate se cierne sobre el desguarnecido rey.
30...Dh4
No sirve. [30...Axa4 31.axb4+ Rxb4 32.Dc3#]
31.g4!!
Hay que evitar que la Dama intervenga en la defensa.
31...Ae1 32.b4+ Axb4 33.axb4+ Rxb4 34.Te3! Dh1+
Sorprendente y única defensa.
35.Rxh1 d4+ 36.Tf3 Thf8
Las piezas negras comienzan a participar en la defensa, pero es demasiado tarde.
37.Db3+ Ra5 38.Cb2!
Se amenaza mate Cc4++.
38...b5
[pierde 38...Ce5 39.Da3+ Rb6 40.Ca4+ Rc7 41.De7+ Cd7 42.Cc5 con ataque ganador.]
39.Rg1! Axf3 40.Axf3 Tad8 41.Da3+ Rb6 42.Dd6+ Ra5 43.Dc7+ Cb6
No se puede jugar Rb4 por 44.Cd3+ y hay red de mate con alfil y caballo.
44.Cc4+!!
La pérdida de material es inevitable. Si 44...bxc4 45.Dc5+ Ra4 46.Ad1#
1–0
Excelente juego del blanco. Que lo disfruten

No hay comentarios: