lunes, 29 de diciembre de 2008

(I)Alekhine 1908 - 1923, su irresistible ascenso.

Quince años de ascenso hasta lo más alto del ajedrez mundial para colocarse un solo peldaño por debajo del campeón del mundo. Este recorrido es el que ajedrecísticamente se describe en este primer volumen de la trilogía, que abarca todas las mejores partidas de Alekhine desde 1908 hasta 1945. Fué el inicio, sin duda, de sus memorias y en mi opinión una de las colecciones de juegos más brillantes y mejor comentados que he leido.

Todo comenzó cuando, hace algunos meses, abrí la portada de esta edición de "My Best Games of Chess", Alekhine, 267 pag., editorial Bell and Sons 1939 y ante mí apareció el desarrollo cronológico de las mejores partidas del periodo comentadas con generosidad y exactitud por su autor. En un primer bloque vemos la selección de partidas realizadas en su etapa de formación como maestro en los años anteriores a la I Guerra Mundial y la Revolución Rusa. Intervalo que se inicia en 1909 con su participación en el torneo de San Petersburgo para aficionados donde conquista el primer lugar y finaliza en el torneo de Manheim 1914 inacabado por el comienzo de la Gran Guierra de 1914. Entre estas dos fechas
contemplamos las mejores partidas de los torneos en que participó, comenzando en 1910 en Hamburgo, 1911 Carlsbad, 1912 Torneo Pan Ruso de Maestros, 1913 Scheveningen, y terminando en 1914 con la brillantísima actuación en San Petersburgo primero en el torneo Pan Ruso de Maestros, clasificándose para el Gran Torneo de Maestros. En este último acabó detrás de Lasker y Capablanca, derrotando dos veces a Tarrasch.
Cualquiera de los juegos que he leido de esta época son recomendables; aunque se pueden destacar por su belleza: Alekhine - Vidmar en Carlsbad 1911, Mieses - Alekhine en Schveningen 1913 y Alekhine - Fahrni en Manheim 1914.
Llegados a este punto del libro y como Alekhine no jugó ningún torneo entre 1915 y 1919 , al iniciarse la I Guerra Mundial, la posterior Revolución Rusa y la consecuente Guerra Civil; el autor aprovecha para mostrarnos algunas partidas interesantes jugadas esporádicamente esos años y otras de anteriores encuentros individuales o por correspondencia. Destacamos entre ellas: Alekhine - Desconocido en Moscú 1915 y Alekhine - Feldt en el hospital de Tarnopol en 1916.
El último gran bloque de partidas, arranca en 1920 con la participación del maestro en el Primer Campeonato de la Rusia Soviética, que ganará con solvencia, finalizando así el periodo de formación como jugador e iniciándose su consolidación como gran maestro; después de haber sobrevivido a los acontecimientos sociales y políticos de este agitado tiempo histórico. Por asuntos del destino sería su último torneo en Rusia.
Gracias a lecturas complementarias sabemos que contrae matrimonio en 1921 con una ciudadana suiza y emigra para no regresar jamás a su tierra natal.
En 1921 juega dos cortos encuentros con Teichman y Saemisch y gana los torneos de Triberg, Budapest y La Haya. En 1922 participa en Pistyan, Londres, Viena y Hastings. En 1923 su progresión a la élite del ajedrez se ve culminada quedando segundo en Margate y ganando Carlsbad y Portsmouth. De entre el universo de partidas comentadas por Alekhine destaca con luz propia Bogoljuboff - Alekhine en Hastings 1922. Considerada por muchos especialistas como una de las mejores de la historia del ajedrez, y que todo aficionado tendría que leer y estudiar con devoción.
La ascensión de Alekhine a lo largo de estos quince años, es un incremento constante de conocimientos ajedrecísticos, profundidad de pensamiento, capacidad estratégica y táctica y búsqueda de la belleza.
La influencia en el ajedrez de los periodos históricos conflictivos, como guerras y revoluciones, es algo que está pendiente de estudiar y es un tema interesantísimo que alguien debería abordar en algún momento. Desde la distancia temporal que nos separa, me es dificil comprender como Alekhine pudo superar el periodo revolucionario y de guerra civil que inundó su patria entre 1914 y 1919. Incluso no perdió nivel de juego ni capacidad competitiva, ya que ganó el Campeonato de 1920; pero así lo hizo y su ascensión terminó teniendo al alcance de su mano el trono mundial del ajedrez, ya que poco tiempo después, y esto se verá en el tomo siguiente, se convirtió en el retador de Capablanca.


domingo, 21 de diciembre de 2008

Nuestro blog

Cuando comenzamos a escribir este blog, lo hicimos para seguir disfrutando del ajedrez y compartir con el resto de los ajedrecistas nuestras inquietudes en algunas facetas del juego. No sabíamos que aceptación podría tener y como es habitual lo dimos a conocer. Después de algo más de un año ha recibido más de nueve mil visitas de todo el muno, siendo aceptado con felicitaciones por diversos círculos ajedrecísticos. Los que acceden con más frecuencia a nuestras páginas son los españoles y los americanos, pero hay visitantes asiduos de todos los continentes.

El mantener activo el blog con artículos de cierta calidad supone un esfuerzo de búsqueda, análisis y elaboración que se ve recompensado con los comentarios de nuestros visitantes. Las personas que nos visitan suelen revisar todos los contenidos y, aunque no dejen aportaciones escritas, suelen hacernos llegar su opinión via correo electrónico.

Nos ha sorprendido gratamente el éxito de algunos artículos, como el dedicado a Botvinnik, o los de historia del ajedrez asturiano. Publicar en nuestro blog nos ha servido para comprobar lo ávidos de información que están los ajedrecistas y lo poco que se escribe de ajedrez en español.

Queremos mostrar nuestro agradecimiento a todas las personas que han colaborado con sus aportaciones a los contenidos del blog y decir que seguiremos con esta grata labor.

Un saludo a todos y felices Navidades.

lunes, 1 de diciembre de 2008

Breve historia del Enroque


Sírvanos este título para hablar sobre un gran libro, "TheArt of Attack in Chess" de V.Vukovic, 420 páginas, editorial Pergamon, Londres 1965.


Partiendo de toda una declaración de intenciones en la primera línea de la introducción, donde Vukovic hace una corta pero clara definición del ataque en el ajedrez, "Acción básica esencial en la cual el juego del ajedrez está fundado". El autor desarrolla un completísimo trabajo teórico sobre todos los aspectos de las maniobras de ataque en el medio juego.
A lo largo de doce capítulos y de una manera muy didáctica se estudian las diversas variantes de ataque, la importancia del enroque, la influencia de las distintas piezas, los puntos focales del ataque, etc.
La capacidad didáctica de V. Vukovic llega al extremo de fundamentar sus explicaciones y razonarlas, incluso con aportaciones históricas que complementan de manera lúdica y lógica los distintos aspectos de la táctica que se estudia en los diversos capítulos. Así podemos encontrar en la sección dedicada al ataque sobre el enroque, una breve pero sustanciosa historia del más original movimiento de este juego, y que hemos traducido para disfrute de nuestros lectores. Escribe V. Vukovic
" El enroque no tiene gran antigüedad. Es obvio que este complejo y distintivo movimiento del ajedrez moderno no nació en un día, se desarrolló gradualmente de siglo en siglo con la evolución misma de las normas del juego.
En el juego indio del Chaturanga (preajedrez) no se encuentran rastros del movimiento, tampoco los hay en el Shatranj árabe.
Los primeros rastros de algun inusual o excepcional movimiento fueron hechos por el Rey, a partir de los cuales el enroque evolucionó, esto se encontró en el ajedrez medieval europeo, el cual en sus primeras etapas pudo ser descrito como una modificación del Shatranj pero dando una mayor movilidad a las piezas. Una fuente histórica atestigua esta primera evolución del juego, se trata del trabajo del monje lombardo Jacobus de Cessolis, donde se registraban las normas que gobernaban los movimientos individuales de las piezas en ese tiempo. En esta obra se establece que el Rey, la Reina y los Peones tienen derecho a hacer un inicial movimiento de dos cuadros además del normal. Desde esta temprana reforma , el doble paso de apertura de los peones ha sobrevivido hasta nuestros días; mientras que en el caso de la Dama se volvió obsoleto cuando le fueron dados sus actuales movimientos, durante la gran reforma del juego al final del siglo XV; en el caso del Rey fueron alterándose sus desplazamientos evolucionando hasta llegar a la forma actual del enroque.
Hay extensa confirmación sobre la introducción del movimiento del Rey de otras fuentes después de Cessolis, aunque las condiciones pariculares que lo gobernaban variaban. La forma más frecuentemente recordada es en la que el Rey mueve como el caballo, con la limitación de no poder sobrepasar la segunda fila. La siguiente forma hizo su aparición en Italia, incluyendo ya un movimiento de torre en el mismo desplazamiento, vislumbrándose ya el enroque ( un paso muy cercano al actual). El uso del Rey como salto de caballo desaparece en este momento y las normas establecen que el Rey es libre de moverse de e1 hacia g1 o h1 y la torre de h1 hacia f1 o e1. Este tipo de "enroque libre" o "enroque italiano" se usó en Italia hasta el siglo XIX, cuando fue superado por las normas actuales introducidas en Francia durante el siglo XVIII"


No se puede resumir mejor la historia de este coordinado movimiento de Torre y Rey. Nos da muestra de que este juego no es algo estático e inalterable y que sus modificaciones históricas siempre contribuyeron al aumento de su dinamismo.

Surge la pregunta ¿Cual será el siguiente cambio? Quizas veamos que el salto del Caballo se hace más amplio o que los Peones puedan desplazarse en diagonal, sea lo que sea que sea para bien.