domingo, 20 de enero de 2013

Ajedrecistas: esos tipos peculiares

Siempre he tenido curiosidad por conocer el amplio abanico de personalidades y criaturas que se pueden encontrar jugando al ajedrez delante de un tablero. He visitado muchos lugares donde habitualmente se reunen los amantes de Caissa, como el Café Dindurra de Gijón, y siempre he encontrado jugadores cuya conducta al mover los trebejos es digna de mención. Nunca hice una clasificación de tales tipos, aunque hubiera sido fácil con la ayuda de mis amigos ajedrecistas, habituales jugadores en toda clase de eventos, ya sean partidas de café o del más estricto torneo oficial y por tanto conocedores de la variopinta raza humana con la que tienen que competir.
Ser original en esto no es nada fácil. El tiempo, como en tantas otras cosas, nos demuestra que otros tuvieron esta idea mucho antes que nosotros. Para mi satisfacción personal he encontrado un artículo de 1945 publicado en la revista British Chess Magazine, donde un tal TEW Widdows redacta un listado de veintidos tipos de jugadores distintos, a la vez que describe  con un excelente humor británico cada una de las excéntricas tipologías. Veamos algunas de ellas:

Drawist (solo le vale el empate): Siempre quiere tablas, preferentemente después de 1.e4 e5. Su sonrisa ingrata es proporcional al descenso de material sobre el tablero, y muestra una mirada de doloroso asombro cuando su oferta de tablas es rechazada.

Rattler (golpea y desconcierta):  Acaba de recibir un curso de psicología de un fin de semana y es un especialista en aperturas irregulares. Su movimiento de apertura lo realiza golpeando fuertemente la pieza contra el tablero al mismo tiempo que asfixia a su oponente con una hipnótica mirada. La víctima, entonces, no se decide si abandonar en ese momento o hacerlo después aguantando diez movimientos con un esfuerzo inutil.

Chair manipulator (malabarista de sillas): Realiza siempre el mismo ciclo de acciones con su silla consistente en: levantarla, juguetear con ella, colocar sus pies encima, balancear la silla con una pierna, etc.

Pencil thrower (lanzador de lápiz): Si al acabar de escribir su movimiento tira su lapiz con descuido sobre la planilla, es que se ha embarcado en un plan de juego dudoso. Si por el contrario lo posa suavemente, es que tiene un plan sutil a desarrollar.

Non smoker ( no fumador): De todos es conocido que este tipo es prácticamente inexistente.
¡Como han cambiado los tiempos!

Body swayer (balancea su cuerpo): Uno de los más peligrosos tipos. Balancea su cuerpo con precisión metronómica, pero cuando el ángulo supera los veinte grados el choque resultante puede desencadenar el caos entre las posiciones de los tableros adyacentes y el genio de esos jugadores puede volverse muy desagradable.

Hand  hoverer (revolotea con sus manos): No puede ocultar lo que está pensando, ya que sus manos lo delatan; intentamover una pieza, no lo hace, su mano duda, se rasca una oreja, etc.

Ejaculator (eyaculador): Emite largos y lentos gemidos:  ¡Oh!  ¡Ah!  ¡Eh!  En varios tonos indicando respectivamente asombro, sorpresa u horror dependiendo del tipo de jugada realizada por su contrario.

Mock anoyane gesticulator (finge su fastidio):  Jugador muy astuto que se ceba en las debilidades de la naturaleza humana. Por ejemplo, pone una de sus piezas en el centro del tablero al cambio,  inmediatamente hace un gesto de fasticio como si fuera un error, su contrario confiado toma la pieza cayendo en la trampa, tragándose el anzuelo, sin darse cuenta.

A esta simpática clasificación yo añadiría, de mi cosecha, otro tipo de ajedrecista:

Rapsoda: Recita versos  cuando coloca su pieza en una posición determinada, normalmente de ataque, como aquellos que dicen: Escucha España tu aflicción / y oye el triste lamento / que forman tocando a muerto / la campana y el cañón.

Este tipo de jugador lo contemplé personalmente un día de mi ya lejana adolescencia cuando disfrutaba de una tarde de ajedrez en el Café Dindurra de Gijón.

¿Quién no se ha encontrado con algún tipo peculiar jugando al ajedrez? Invito a todos los lectores del blog a que nos envíen sus propias tipologías de jugadores de ajedrez, seguro que podemos hacer una gran lista.


5 comentarios:

David Henriquez dijo...

Muy curioso el análisis

AFM dijo...

Genial y divertida recopilación de personalidades -)

Anónimo dijo...

Juraría que los versos comienzan de otra manera:
"Oigo patria tu aflicción, y escucho el triste concierto..."

Un saludo
Juan Bautista

NOTA: Se podría ampliar largamente el catálogo. Espero próximas entregas. XDDD

Javier González Maneiro dijo...

Hola Luis.

Recuerdo que en la última conversación que tuve con el querido y recientemente fallecido Herminio Aparicio, me contaba anécdotas sobre la variopinta fauna ajedrecística, y recordaba con desagrado al jugador "descuadrado", que coloca las piezas entre dos o más casillas, o el "bailarín" que cuando sufre fuerte presión posicional sobre el tablero sus piernas comienzan a moverse al son de una canción.

Quiero añadir dos clasificaciones tipo que son muy conocidas, pero hasta que no las sufre uno mismo no les damos credibilidad. El primero lo he visto y el segundo lo he sufrido:

- "Atornillador": que gira la pieza sobre la casilla al menos un cuarto de esfera, o sea 90 grados. Si lo hace en sentido de las agujas del reloj prepárate porque al menos has perdido pieza. Si lo hace en sentido antihorario es que se está defendiendo como gato panza arriba.

- "Martillador": su ego le impide entender que esto es un juego en el que dos personas se relacionan y cuando alcanza el climax táctico golpea con la pieza en el escaque. En ese momento su ego se dispara y su elo sube 300 puntos de golpe. Este estado dura unas horas.

Un saludo.

Hollie dijo...

Great!