domingo, 11 de diciembre de 2011

Biografía de Frank Marshall

Según Soltis, en el prefacio de su obra, Frank Marshall fue el maestro de ajedrez más querido que jamás haya surgido en América. Esta biografía es un gran homenaje al gran jugador americano, narrando su vida ajedrecística en dieciocho entretenidos capítulos. En cada uno revisa un periodo importante, contando cómo sucedieron los hechos y acompañando de partidas comentadas.
El libro incluye además 14 fotografías, índice de contenido, índice de nombres y partidas, estadística de torneos y encuentros, y una estupenda bibliografía. La lectura de la obra no solo nos muestra la vida de Marshall, es también un entretenido libro de historia del ajedrez. A través de sus páginas podemos ver como este hermoso entretenimiento se hizo mayor y se convirtió en un juego profesionalizado que atrae a millones de personas. Como dice el autor “Antes de Frank Marshall el ajedrez era un juego diferente”.


En fin, un libro altamente recomendable para los ajedrecistas. Las doscientas veinte partidas comentadas por Andy Soltis, de manera sencilla y amena, recogen los hitos más importantes de la carrera del campeón de EE.UU. durante veintisiete años.
La obra de la editorial McFarland esta escrita en un Inglés de nivel medio; aunque las partidas en notación algebráica pueden ser leidas por cualquier aficionado. Hemos traducido al Español los comentarios de una de las partidas, para que podáis disfrutar de ella aquí.

Colle - Marshall[D05]Sistema Colle
Baden-Baden, 1925

1.d4 d5 2.Cf3 Cf6 3.e3 c5 Esto conduce a lo que se había convertido en la principal línea del sistema Colle. Una docena de años antes a Marshall se le ocurrió una idea nueva - 3...Cbd7 4.Ad3 e5! 5.dxe5 Cg4 - la cual fue prontamente olvidada. Su brillante victoria contra Chajes en Nueva York 1913, de alguna manera fue ignorada en los años siguientes. Fue así: 6.e6 fxe6 7.h3 Cgf6 8.Cg5 Ce5 9.Ae2 Ac5 10.f4 Cf7 11.Ad3 De7 12.De2 0–0 13.0–0 e5 14.Cxf7 Txf7 15.fxe5 Dxe5 16.Cc3 Ad7 17.Ad2 Te8 18.Tae1 d4 19.Cd1 Ad6 20.g4 Ac6 21.Df2 Rh8 22.Te2 Cxg4 y ganan. 4.c3 e6 5.Ad3 Cc6 6.Cbd2 Ad6 7.0–0 0–0 8.dxc5 Axc5 9.e4 e5 10.exd5 Dxd5 11.De2 Ag4 12.Ce4 Cxe4! Mejor que 12...Ae7 13.Td1 De6 14.Ac4; o 12...Tfd8 13.Cxf6+ gxf6 14.Ae4 como Thomas jugó contra Colle un año después. Marshall está dispuesto a sacrificar un peón después de 13 Ae4 y 14 Ac6. Colle decide llegar a la misma posición pero con las damas fuera del tablero. 13.Dxe4?! Dxe4 14.Axe4 Tfe8 15.Te1 Tad8 16.h3 Axf3 17.Axf3 f5 Un centro de peones como este cuenta para algo (18 ... e4 y 19 ... Ce5), incluso en un final. El negro está al menos igual y si el blanco se hubiera dado cuenta, habría comenzado a jugar para las tablas. 18.Ag5 Td6 19.Axc6 bxc6 20.Tad1 Td5! 21.Rf1 Rf7 22.c4 Td4 23.b3 f4! 24.Txd4 Axd4 25.Td1 c5 26.f3 a5! En teoría el negro tiene un alfil atado a sus peones, y el blanco mayoría de peones en el flanco de dama. Esto no es significativo, dado que hay compensación por la incapacidad del blanco para llevar su rey a e4 o abrir una columna para su torre. El rey negro, por el contrario, se mantendrá bien en f5 y su torre puede coger las mejores columnas. 27.Ah4 a4 28.Ae1 axb3 29.axb3 Ta8 30.Tb1 g5 31.b4 cxb4 32.Txb4 Ta1 33.Tb7+ De acuerdo, 34 Th7? pierde por 34 ... Ac3. Pero la posición del blanco es aún sólida y su torre tiene muchos jaques si el rey enemigo avanza. ¿Cómo puede el negro ganar semejante posición? 33...Re6 34.Re2 Ta2+ 35.Rf1 h5 36.Th7 h4 37.Tc7 Tc2 38.Tc8 Ae3 39.Tg8 Rf6 40.Tc8 Rf7 Este aparentemente incómodo movimiento crea pánico en la mente de Colle. Lo más probable es que quisiese continuar con un movimiento como 41 Tc6, pero entonces vio el complicado intento de ganar 41 ... e4¡? 42 fe4 g4! 43 hg4 h3! 44 gh3 f3 amenazando 45 ... Tc1 y 46 ... f2.Viendo tantos fantasmas, Colle puso sus esperanzas en la táctica, en la clavada del alfil. 41.c5 Axc5 42.Ab4 Tf2+ 43.Rg1 Ae3 El negro se ha desprendido el mismo de la clavada y amenaza un devastador jaque a la descubierta. Peor aún, el negro amenaza mate en tres con jaques de alfil. El blanco debe permitir la clavada de su propio alfil. 44.Rh2 Tf1 45.Ac5 Tc1 46.Tc7+ Re6 47.Ab6 Tb1 48.Axe3 fxe3 49.Tc2 Rd5 Blancas abandonan. 0–1

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy buena entrada. Siempre tuve cierto cariño por Marshall, por su estilo agresivo, despreocupado y por ser uno de los 5 primeros grandes maestros del tablero... Me viene a la mente la partida en la que, dicen, hace la jugada más hermosa de todos los tiempos un Cg3 que puede ser capturada por 3 piezas diferentes y que al final lleva al mate.

POr cierto, tenéis algo acerca del inventor del gambito evans?

Saludos, juanra.

Luis Méndez Castedo dijo...

Gracias por tu entrada.

Sobre el capitán Evans, capitán de marina e inventor de la apertura romántica por excelencia, tenemos datos muy curiosos.

Después del siguiente artículo sobre el 100 aniversario de Resevsky que tengo horneando pondré algo sobre Evans.

Un abrazo.
Salud y ajedrez.

Luis Méndez Castedo

Eduardo dijo...

Excelente aporte, ¿ Cómo has conseguido el libro ? . Estoy interesado en él.
Saludos y gracias.
Eduardo.

Pedro Méndez Castedo dijo...

Hola Eduardo:
Gracias por el comentario.

El libro lo he conseguido a través de Internet en Iberlibro.

Un saludo.