lunes, 30 de mayo de 2011

The Gambit Chess Room

Filmoteca Pathe "The Gambit Chess Room" 1946
Es hora de que dediquemos un espacio en este blog para hablar, no sobre cómo, cuándo o quién, sino dónde se juega al ajedrez. Aquellos lugares en los cuales dejamos transcurrir esas deliciosas horas en las que nuestro mundo se reduce a sesenta y cuatro casillas y treinta y dos piezas.
Para ello nada mejor que referirnos a un lugar mítico, incluso de peregrinación para muchos ajedrecistas de la primera mitad del siglo XX. Nos estamos refiriendo a "The Gambit Chess Room", una famosa sala londinense que estaba sita en Budge Row en la city. Este local, al que llamaremos "El Gambito", inició su actividad en 1898 gracias a la iniciativa de algunos empleados de banca; siendo comprado después de pocos meses por Miss E.C. Price, dama que llegaría a ser Campeona Británica de Ajedrez.
Su fama se acrecentó a costa del cierre de otro local importante, el "Simpson's Divan"; muchos de sus clientes se trasladaron entonces al Gambito, que se transformó en el lugar común de encuentro para hombres de negocios de la city, aficionados de todo el pais y de cualquier jugador extranjero que visitase Londres eventualmente.
Era un lugar muy acogedor en el que se podía jugar a las cartas y al ajedrez de la mañana a la noche, a la vez que se servían comidas y bebidas, todo ello sin dejar de jugar. Los sábados por la noche había torneos informales de ajedrez, y allí jugadores como Yates y Winter compartían su sabiduría ajedrecística con cualquier aficionado por una módica cantidad de dinero. Tuvo visitantes ilustres que dieron simultáneas en sus mesas, como Capablanca y Alekhine, y en 1946 fue el local elegido para el radio match entre Gran Bretaña y la URSS.
Durante el periodo en el que Miss Price era propietaria, no se admitia a mujeres jugadoras; cosa que cambió cuando en 1945 la propiedad del local pasó a Mr G.H. White, que la mantuvo hasta 1958 en que se demolió para construir un bloque de oficinas.
La imagen superior representa la actividad de la sala en 1946 y enlaza con un reportaje de la filmoteca Pathe muy interesante.
Recemos para que no desaparezcan estos lugares familiares para todos los ajedrecistas, ya sea en Gijón, Asturias o en cualquier parte.